La publicidad tradicional y su lucha contra el marketing de influencia

Imagen “Influencer” Creative Commons. Fuente: Pixabay

Imagen “Influencer” Creative Commons. Fuente: Pixabay

Con el auge de las nuevas tecnologías e internet, sobre todo a principios del año 2000, el mundo de la publicidad no ha tenido más remedio que dividir en dos partes: la publicidad offline y online. Una de las razones por las que ha ocurrido esto ha sido porque el marketing digital no ha parado de progresar desde entonces, en concreto la rama del marketing de influencia.

Por ello y ante los cambios que han llevado a cabo los consumidores en sus hábitos de consumo, muchas marcas han decidido dar un giro a sus campañas publicitarias. Las empresas ya no se arriesgan en hacer anuncios millonarios que no les resulte beneficioso. ¿Qué es lo último? Utilizar la imagen de influencias que saben que gustan al consumidor porque son seguidores de estas.

Y es que un influencer, como lo define la web 40defiebre, “es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca”. (40defiebre, s.f.)

Ante esto, las compañías tienen que asumir que la recién llegada generación Z (los niños de hoy en día) no van a pararse a ver pausas publicitarias de más de diez minutos mientras pueden estar consumiendo contenidos. De hecho, el blogger Fer Díaz dice en una de sus entradas que “según un estudio, solamente el 6% de los millenials juzgan la publicidad tradicional como creíble”. (Díaz, s.f.)

Imagen “Social media” Creative Commons. Fuente: Pixabay

Imagen “Social media” Creative Commons. Fuente: Pixabay

Con esto, se podría afirman que la publicidad tradicional no ha salido de su zona de confort, ya que no existían más canales que los que abordaba, ni cambios en los consumidores.  Pero en la actualidad, es obvia la revolución que han causado estos “influenciadores” y las grandes marcas han querido explotar estas figuras para sacar provecho en sus campañas.

¿Qué obtienen las empresas con los influencers?

Para que los productos que oferta una empresa tengan mayor probabilidad de compra, las grandes marcas tienden a utilizar la imagen de famosos conocidos públicamente en sus campañas publicitarias, así lo dice un estudio realizado por CPI Celebrity Performance en Alemania. (publicitaria, s.f.)

¿Y es que, qué mejor que te recomiende un producto alguien al que sigues y admiras? Además, las empresas cuentan con la posibilidad de saber qué resultados obtendrá de este tipo de publicidad puesto que cuentan con datos como: el alcance, las interacciones que lleva a cabo el personaje, o el impacto que causa en sus seguidores… Ante la competencia que existe entre las empresas, las marcas se “enganchan” a este tipo de marketing para conseguir mayor cercanía con su público objetivo.

Según Brandmanic, las marcas se rifan a las instagramers españolas, puesto que “mueven masas y las empresas lo saben”. Las claves son que se muestran como ellas mismas, son naturales y comparten su vida con sus seguidores. En España, las caras más populares son las de Dulceida (Aida Domenech), con más de 2 millones de seguidores y Paula Gonu, con más de 1,5 millones en sus redes. (Brandmanic, s.f.)

Por ello, empresas reconocidas, como es el caso, de Rimmel London, la gran marca británica de cosmética, se han prendado de estas dos influencers para su nueva campaña publicitaria. Con el eslogan #NeverACopy, la marca trabaja con ambas figuras reconocidas a nivel nacional, con el fin de captar a un mayor número de seguidores uniendo a las dos influencers más queridas en España. (Redaccion, 2018)

Imagen de la campaña #NeverACopy de Rimmel London. Fuente: web oficial Rimmel London

Imagen de la campaña #NeverACopy de Rimmel London. Fuente: web oficial Rimmel London

Ante este tipo de publicidad, cabe destacar que, bajo mi punto de vista, las redes sociales están creciendo a un ritmo desbordante, donde sin darnos cuenta algunos conceptos que conocíamos como “nuevos” ya se han quedado obsoletos. Estamos en una etapa de transformación constante, en la cual o nos ponemos al día o seremos arrollados por las nuevas formas de hacer publicidad, en este caso.

Ahora bien, ¿cuánto tiempo va a durar estas campañas que ahora están de moda? ¿Nos cansaremos de esta forma de publicidad? ¿Qué es lo próximo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s